El arte de preparar una buena pasta

A todo el mundo le gusta la pasta. Los perros de Disney comen espaguetis, los niños la aman con ketchup y no solo en Italia exista una buena cantidad de recetas para la pasta de todo tipo. ¿Bueno, pero cómo prepararla en casa? ¿Qué más se necesita aparte de una olla y la pasta en sí? Este texto trata del arte de prepararla y quiere que usted aprenda una parte de aquello para poder disfrutar una buena pasta ya.
Primero hace falta elegir la pasta que a usted más le guste. Una vez comprada hay que acercarse a la cocina. Allí dentro busque los siguientes utensilios: una olla, una cuchara grande, un grifo, unas tijeras, sal y aceite de oliva.

Bueno, si usted no tiene una placa de cocina por desgracia no va a ser posible preparar la pasta. Si sí encuentra algo que parezca a una placa ponga una olla conteniendo agua que llegue hasta la mitad de su altura al fogón. Entonces encienda la placa y espere hasta que hierva el agua. Eche dos pizcas de sal al agua. El próximo paso es abrir una parte pequeña del paquete de la pasta. Puede que ayuden las tijeras mencionadas para que se produzca un hueco en el embalaje. Por este hueco eche la pasta a la olla. Espere cinco minutos intentando que el agua no salga de la olla que se puede controlar mediante del nivel de calor de la placa. Eche una cucharada de aceite de oliva al agua y espere cinco minutos más. Con la cuchara se puede degustar si ya sepa bien la pasta. Dependiendo de lo grueso que esté la pasta comprada el tiempo de hervirla pueda variar un poquito. Tenga cuidado por lo caliente que esté la pasta. Si le parece rica y blanda ya hace falta quitar la olla del fogón y acercarse al grifo que debe estar instalado dentro de un lavabo. Allí quite el agua caliente de la olla, quizá con la ayuda de su tapa y eche agua fría del grifo que enseguida hay que sacar de la olla después. Si solo tiene la cuchara grande y no ve un plato dentro de la cocina se podrá comer perfectamente con la cuchara de la olla. ¡Qué aproveche!
En el último párrafo usted ha visto poco a poco lo bonito que está el arte de preparar la pasta. En casi cada cocina bien equipada se puede hacer. Solo hay que atreverse. En el próximo capítulo le enseñaremos el arte de echar la cantidad perfecta del ketchup de Heinz. ¿No será maravilloso sentirse como un niño de nuevo?

Advertisements

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s